LOS PELIGROS DE LA DEPILACION LASER EN CENTROS NO HABILITADOS: PROTEGE TU PIEL Y TU SALUD

La depilación láser se ha convertido en una opción popular para deshacerse del vello no deseado de forma duradera. Sin embargo, es esencial tener en cuenta que este tratamiento debe llevarse a cabo en centros especializados y debidamente habilitados. En este artículo, exploraremos los peligros de someterse a una depilación láser en un centro no autorizado y los riesgos asociados tanto para tu piel como para tu salud general.

Experiencia y conocimiento insuficientes:

Los centros no habilitados para la depilación láser pueden carecer de personal capacitado y experto en el uso adecuado de los equipos láser. Estos equipamientos solo pueden ser utilizados o estar supervisados por médicos con la formación académica requerida por la normativa sanitaria. El conocimiento insuficiente sobre los diferentes tipos de piel, las condiciones médicas y las posibles interacciones con medicamentos puede dar lugar a un tratamiento inadecuado y aumentar el riesgo de daño en la piel.

  • Supervisación Médica Tratamiento.
  • Médico con formación específica en tratamientos con láser, ipl, o radiofrecuencia.
  • Médico con la Autorización para el uso de equipos láser e IPL por el Ministerio de salud de la Nación.
  • Médico con curso aprobado de bioseguridad en el uso de laser y luz pulzada.

Equipamientos no habilitados:

El equipamiento debe cumplir con ciertos requisitos mínimos que deben cumplimentarse con los organismos de control sanitarios para poder ser utilizados en los pacientes. A tal efecto interviene la ANMAT. El riesgo de no contar con dicha documentación de los equipos conlleva un riesgo enorme para el paciente. Existe en el mercado Argentino mucho equipamiento similar al original pero de origen chino o desconocido. El cuál es muy difícil de distinguir a simple vista si es original o una copia, incluso para los médicos o especialistas a cargo. Por eso es fundamental requerir la documentación del equipamiento para asegurar un tratamiento adecuado.

  • El equipamiento debe tener su certificado de autorización para el uso en Argentina por Anmat.
  • Debe además contener la habilitación de Anmat de la firma importadora o fabricante del producto como apta para comercializar en argentina equipos destinados a tal finalidad.

Equipos no calibrados o inadecuados:

Los centros no autorizados a menudo utilizan equipos de baja calidad o no calibrados correctamente. Esto puede resultar en niveles inapropiados de energía láser aplicada en la piel, lo que aumenta la probabilidad de quemaduras, cicatrices o hiperpigmentación. Además, los dispositivos de baja calidad pueden no ser eficaces para eliminar el vello de forma segura y permanente.

  • Evitar utilizar equipamiento sometido a viajes constantes, lo que evita su mantenimiento, y aumenta la posibilidad de descalibración del láser.

Falta de higiene, esterilización y protocolos de bioseguridad:

Los centros no habilitados pueden no cumplir con los estándares adecuados de higiene y esterilización. Esto aumenta el riesgo de infecciones, como foliculitis o herpes, al entrar en contacto con instrumentos no estériles o superficies contaminadas. Asimismo los centros deben contar con la habilitación provincial del instituto de radiofísica provincial para tal fin.

  • Centro con habilitación por el instituto de radiofísica del Ministerio de Salud de la Provincia.
  • Centro con planos de seguridad presentados ante el ministerio de Salud de la Provincia para el uso de equipamiento láser.
  • Cumplir con medidas de seguridad en el uso de equipamiento láser. No realizar esto puede tener riesgo de generar ceguera en pacientes, operarios u otras personas.

Ausencia de evaluación y seguimiento médico:

Un centro de depilación láser debidamente habilitado cuenta con personal médico o supervisión médica para realizar evaluaciones y seguimiento de los pacientes. Esto es crucial, ya que algunos medicamentos, afecciones médicas o cambios en la piel pueden afectar la seguridad y la eficacia del tratamiento láser. En un centro no autorizado, es probable que no se realicen evaluaciones médicas adecuadas, lo que aumenta el riesgo de complicaciones.

  • Todo tratamiento con equipamiento láser debe contar con una historia clínica del paciente, y el debido registro de cada sesión realizada con el mismo.

Falta de información y consentimiento informado:

En centros no habilitados, es posible que no se proporcione la información adecuada sobre los posibles riesgos y efectos secundarios del tratamiento. Además, puede que no se obtenga un consentimiento informado adecuado por parte de los clientes, lo que limita su capacidad para tomar decisiones informadas sobre su propia salud y seguridad.

  • Como todo acto médico el paciente tiene derecho a que se le explique con claridad los posibles efectos secundarios del tratamiento realizado.

Conclusión:

La depilación láser puede ser un tratamiento efectivo para eliminar el vello no deseado, pero es vital que se realice en un centro habilitado y con personal capacitado. Los peligros asociados con someterse a una depilación láser en un centro no autorizado incluyen la falta de experiencia, el uso de equipos inadecuados, problemas de higiene, la ausencia de evaluación y seguimiento médico, y la falta de información y consentimiento informado. Para proteger tu piel y tu salud, elige siempre un centro de confianza que cumpla con los estándares de seguridad y calidad en el tratamiento de depilación láser.

Si estás considerando someterte a la depilación láser, asegúrate de investigar y elegir un centro que cumpla con todos los requisitos legales y tenga una reputación sólida. Aquí hay algunas pautas que debes tener en cuenta al seleccionar un centro de depilación láser:

Verifica la licencia y las certificaciones: Asegúrate de que el centro cuente con las licencias y certificaciones necesarias para realizar tratamientos de depilación láser. Esto incluye la acreditación de profesionales capacitados y la autorización para utilizar equipos láser. Debes pedirle toda esta documentación, y el centro está obligado a brindártela.

Consulta con profesionales cualificados: Antes de someterte a un tratamiento de depilación láser, programa una consulta inicial con el centro. Aprovecha esta oportunidad para hacer preguntas, discutir tus preocupaciones y evaluar la experiencia y el conocimiento del personal. Un centro de confianza estará encantado de responder a todas tus inquietudes.

Inspecciona las instalaciones y el equipo: Visita el centro para asegurarte de que cumple con los estándares adecuados de higiene y limpieza. Observa si el personal utiliza equipos modernos y bien mantenidos. Un centro comprometido con la seguridad y la calidad invertirá en equipos de última generación y los mantendrá en buenas condiciones.

Exige un consentimiento informado y una historia clínica: Antes de comenzar cualquier tratamiento, el centro debe proporcionarte un consentimiento informado. Este documento debe incluir información sobre los riesgos, los efectos secundarios potenciales y las medidas de seguridad que se tomarán durante el tratamiento.

Recuerda que tu salud y seguridad son lo más importante. No comprometas tu bienestar por elegir un centro no habilitado para la depilación láser. Al seleccionar un centro autorizado y de confianza, podrás disfrutar de los beneficios de la depilación láser de manera segura y efectiva, con resultados duraderos y sin poner en riesgo tu piel y tu salud.

No escatimes en la investigación y el tiempo para encontrar un centro adecuado. Tu piel te lo agradecerá y evitarás complicaciones innecesarias.

Dra Cintia Carreras.

Dermatologia de avanzada

Impulsados por la innovación

Inspirados en vos

Fuente:

Ministerio de Salud de la Nación: Resolución 1062/2010

Ministerio de Salud de la Nación: Resolución 1271/2001

Dejá un comentario